Humano, demasiado humano

◘ (…) En lo que concierne al Estado, Maquiavelo dice que “la forma de los gobiernos es de muy poca importancia, aunque las gentes de cultura media piensen que es de otro modo. El fin principal del arte y de la política debería ser la duración, superior a cualquier otra cualidad, y que es mucho más hermosa que la libertad misma”. Sólo sobre una gran permanencia, firmemente asegurada, pueden desarrollarse una constante evolución y una inoculación ennoblecedora.

█ Nota del bloguero: perfecto para encarar a esas ratas parlanchinas que nos balbucean como simios sin criterio sobre la democracia, la libertad y la igualdad.

◘ Hacia el Oeste, crece más la agitación humana, aunque los americanos crean que los europeos son amigos del ocio y de los placeres. Pero es tan grande esta agitación, que la cultura moderna no tiene tiempo de madurar sus frutos: es como si se sucedieran rápidamente las estaciones. Por falta de reposo, nuestra civilización corre de nuevo a la barbarie. Nunca fueron más estimados los trabajadores. Así, pues, entre las enmiendas de la humanidad, es preciso incluir la vuelta a la vida contemplativa. De hoy en adelante, todo individuo calmoso y sereno puede creer que no sólo posee un buen temperamento, sino también una virtud de utilidad general, la cual tiene el deber de conservar.

◘ Cuando uno contradice una opinión y al mismo tiempo expone la propia, el continuo ocuparse de la opinión ajena desordena de ordinario la actitud natural de nuestra opinión: la nuestra se muestra más decidida, decisiva, y hasta quizás exagerada.

◘ El mejor amigo probablemente tendrá también la mejor esposa, porque el buen matrimonio descansa en el talento de la amistad.

◘ Cada individuo lleva guardada una imagen de la mujer, sacada de la propia madre; por esto se halla determinado a respetar a las mujeres en general, o a despreciarlas o a ser totalmente indiferente respecto de ellas.

◘ En el momento de formar una familia, debe proponerse a sí mismo esta cuestión: ¿crees que podrás entretenerte hasta la vejez con esta mujer? Todo lo demás del matrimonio es transitorio, pues la mayor parte de la vida común está dedicada a la conversación.

◘ Las doncellas experimentadas se halagan pensando que son capaces de hacer la felicidad de un hombre, más tarde llegan a saber que esto equivale a despreciar a un hombre, admitiendo que se necesita una joven para hacer su felicidad. La vanidad de las mujeres exige que un hombre sea algo más que un marido dichoso.

◘ Si hablamos del odio, las mujeres son más peligrosas que los hombres, ya que no detienen su hostilidad una vez se ha despertado, no tienen ningún escrúpulo de equidad, sino que dejan tranquilamente crecer su odio hasta las últimas consecuencias, se han ejercitado en encontrar los puntos vulnerables (que todo hombre presenta en todas partes) para dirigir allí sus golpes, les sirve admirablemente a este propósito su espíritu aguzado a manera de puñal, mientras que los hombres, retrocediendo al respecto de las heridas, se hacen a menudo magnánimos y misericordiosos.

◘ ¿Pueden las mujeres, por regla general, ser justas, estando tan acostumbradas a amar, a inclinarse súbitamente por un pro o por un contra? Por eso rara vez se apasionan con las cosas, sino mucho más frecuentemente con las personas; pero cuando o están por alguna cosa, la hacen desde luego un negocio de partido y corrompen así la acción pura e inocente.
Si se les confía la política y ciertas partes de la ciencia, por ejemplo, la historia, nace de ahí un riesgo que no es despreciable. Porque ¿habría algo más raro que una mujer que supiera realmente lo que es la ciencia? Hasta las mejores sienten hacia ella dentro de sí un desprecio secreto, como si por algún concepto le fueran superiores Puede ser que esto llegue a cambiar, pero por ahora así sucede.

◘ De dos personas que se aman, una es de ordinario la persona amante, la otra la persona amada. Ha nacido la creencia de que en todo comercio amoroso hay una cantidad constante de amor y que cuanto más toma uno de ella, menos queda al otro. Por excepción sucede que la vanidad persuada a cada una de las dos personas que de ella es la que debe ser amada; de manera que una y otra quieren dejarse amar; de ahí resultan, especialmente en el matrimonio, escenas medio divertidas, medio absurdas.

◘ Después de toda disputa y querella personal entre una mujer y un hombre, este sufre sobre todo con la idea de haberle hecho mal, mientras que aquella se lamenta, por el contrario, de no haberle hecho todo el mal posible, y se esfuerza en mortificarle con sus lágrimas y sollozos y gestos de disgusto.

◘ Opiniones públicas, perezas privadas.

◘ La mejor forma en que un hombre comience bien el día es pensar si durante este, él podrá favorecer por lo menos a un hombre Si esto pudiera establecerse en reemplazo de la costumbre religiosa de la oración, los demás hombres obtendrían ventaja con tal cambio.

◘ El amor desea, el temor evita. Esto permite que nadie pueda ser amado y temido a la vez por la misma persona a lo menos por un tiempo. Si el que te respeta reconoce el poder, te teme; con un temor respetuoso. Por esto aquel que no respeta más que a los hombres ambiciosos siente en secreto o abiertamente repugnancia del hecho de ser amado.

◘ Ciertas gentes saben arreglarse con sus aventuras, sus aventuras insignificantes de cada día, de manera que llegan a ser como un terreno que produce frutos tres veces al año, mientras que otros ¡y tantos! son arrastrados por los golpes de mar de las vicisitudes, por alas corrientes más variadas de los tiempos y de los pueblos, y sin embargo, permanecen siempre ligeros, siempre en la superficie como el corcho. Ante testo está uno tentado a dividir la humanidad en una minoría insignificante de hombres que saben hacer de poco mucho y una mayoría inmensa de hombres que saben hacer de mucho poco.

◘ (…) No ha sido la lucha de las opiniones la que trocó la historia tan violenta, sino más bien a lucha de la fe en las opiniones, es decir, de las convicciones.

★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★★

Esta entrada fue originalmente publicada en el blog NSG el 31/01/15 a las 10:15 y alcanzó 119 visitas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s